Consuela a mi pueblo - Hermana Glenda
00:00 / 00:00
¡Consuelen, consuelen a mi pueblo! (Is 40,1) es el grito apasionado de Dios por su pueblo. Nosotros hemos escuchado esa voz y desde lo que somos y tenemos queremos llevar la Consolación de Dios a todos nuestros hermanos. 
Nosotros
El ministerio de Consolar
El ministerio de Consolar
  • Somos un grupo de personas creyentes en el Señor Jesús, de diferentes países, pero unidos por una misma experiencia: hemos sentido, junto con la Hermana Glenda, la llamada del Señor a Consolar a su pueblo. Es por eso que nos unimos a esta misión de consolar a los que sufren.

 

  • En el 2008 creamos una organización no lucrativa en Estados Unidos para emprender numerosos proyectos de Consolación en el mundo. Hoy estamos en México, España, Chile y USA.

.

  • Porque el primer servicio que podemos ofrecer a una persona es ayudarle a que se encuentre con Dios: ¡Hay que hablar al corazón del hombre! ( Is 40, 1-2)

 

  • Porque el Señor Jesús, curó los corazones afligidos y vendo todas sus heridas: nos acercamos a los que lloran, porque con ellos seremos consolados ( Mt 5, 4)

 

  • Porque el Espíritu Santo Consolador nunca nos deja solos y nos capacita para Consolar. ( Jn 14, 15-18) 

 

  • Porque queremos consolar con el mismo consuelo que de Dios recibimos: somos consolados para consolar  ( 2 Cor 1,4)

“Como una madre consuela a su hijo, asi los consolaré Yo a Ustedes..."  (Is 66,13)